Hoy en día para que un negocio sobreviva en el entorno online necesitas de un plan y una buena disciplina para lograr tus objetivos, uno de tus principales aliados será el marketing digital.

Consta de una extensa gama de actividades y herramientas que pueden orientarse hacia diversos objetivos: branding, engagement, aumento de tráfico, atracción de clientes potenciales, conversión de visitantes a prospectos, generación de ventas, etc.

Cada objetivo merece una estrategia distinta, pues no se trata sólo de estar en Internet, sino de SABER ESTAR. Tener una estrategia es tener claro el camino que necesitaremos recorrer para cumplir el objetivo.

A continuación, vamos a abordar 3 tipos de estrategias de marketing digital que puedes implementar para atraer clientes potenciales a tu página. También te enteraras de las razones por las cuales deberías considerar invertir en marketing digital.

Antes de comenzar a implementar cualquier estrategia de marketing digital, es importante que asegures que tu página web esté 100% optimizada para generar ventas. Como tu página debe ser el punto de destino de todos los esfuerzos, es necesario asegurar que cumpla con las mejores prácticas para convertir a los visitantes en clientes.

 

1. Estrategia de generación de valor

Una tendencia muy popular del marketing actual es la generación de valor al consumidor. Probablemente hayas escuchado términos recientes como Inbound Marketing o Content Marketing, pues éstos justamente se basan en la generación de valor.

Hace tiempo, las marcas tenían la batuta y pedían valor al consumidor (dinero) sin la necesidad de dar nada adicional a cambio, más que su producto o servicio. Ahora la balanza se ha invertido. Ante un mercado tan competitivo y feroz, el consumidor es ahora quien decide, quien tiene la batuta y quien exige que las marcas le ofrezcan, además del producto o servicio por el que paga, valor adicional.

¿A qué me refiero con eso de ‘generar valor’? Sencillo. A ofrecer materiales de apoyo o contenidos que puedan ser útiles y relevantes para el consumidor final como artículos de blog, eBooks, videos, webinars, infografías, etc. Materiales que lo ayuden a entender mejor su problema o necesidad, a solucionarlo y a ser mejor persona en el ámbito de su vida donde lo ayudará tu producto o servicio. Ojo, generar valor no es hablar de tu marca en todos los contenidos.

El proceso de decisión de compra tiene 3 etapas principales: reconocimiento, consideración y decisión. En la primera, el prospecto apenas detecta que tiene un problema o necesidad que requiere solución, y al realizar una búsqueda, logra darle un nombre a ese problema. En la segunda, comienza a considerar posibles soluciones a su problema. Y en la tercera, evalúa diversos proveedores con base a la solución que eligió para resolver su problema.

La primordial es generar contenidos alineados a cada etapa del proceso de decisión de compra. Sólo se recomienda hablar de tu marca o mencionarla hasta la etapa de decisión, que es donde el prospecto ya está buscando proveedores. Si lo haces antes, el consumidor se sentirá abrumado y no percibirá valor.

Pero ¿Cómo se traduce todo el plan estretégico en ventas? Simple. La estrategia es ir acompañando al prospecto en este proceso de decisión de compra, ligando los materiales creados entre sí para que avance de una a otra etapa y se decida por tu producto. Además, se ha demostrado que las marcas que generan valor a sus consumidores ganan la preferencia y lealtad de los mismos, lo cual a la larga también se traduce en más ventas. ¿Dónde distribuir los contenidos creados? Aprovecha todas las herramientas posibles de contenido como un blog, redes sociales, mailing, Landing Pages, etc.

Recuerda:
Una estrategia efectiva de marketing digital debe ser integral y conectar unos medios con otros. Por ejemplo, manda un mailing tipo newsletter que direccione a ciertos artículos del blog, y en el blog, anuncia los contenidos de valor que se descargan en Landing Pages, y así me puedo seguir…

 

2. Estrategias de automatización

Las estrategias de automatización permiten automatizar una serie de acciones pertenecientes a un proceso en particular (conocido como flujo de trabajo o workflow) que a su vez tiene un objetivo específico, como podría ser convertir a un prospecto en cliente o darle seguimiento a un cliente actual.

Todo esto te permitirá ahorrar tiempo al requieres poca o nula intervención humana, han resultado sumamente efectivas para aumentar las ventas por Internet gracias al seguimiento puntual y acertado que se hace a cada prospecto.

Ejemplo:

Supongamos que un usuario descargó un contenido de valor en tu página (etapa de decisión) y además agregó al carrito uno de tus productos. Sin embargo, aunque parecía muy interesado, abandonó tu página sin comprarlo.

Un sistema de automatización le mandaría de forma automática un mail que refuerce los beneficios del producto que estaba por comprar. Y, si todavía no lo compra, entonces unos días más tarde le mandará un segundo correo con testimoniales de los clientes que han adquirido ese producto. Y así sucesivamente, hasta que se convierta en cliente.

3. Estrategias de publicidad online

Si las primeras 2 estrategias te sonaron como una utopía por el trabajo, la tecnología y los altos costos que puedan llegar a implicar, no te preocupes, puedes optar por estrategias de publicidad online que son mucho más sencillas, económicas y, además, efectivas.

Puedes ver algunos casos de éxito en Amedida http://www.amedida.com.py/index.php/marketing/redes-sociales

La publicidad online ha sido por años la opción predilecta para atraer clientes potenciales porque permite a los negocios tener presencia en las principales plataformas de Internet donde están sus clientes potenciales, como en Google, Facebook, Twitter, LinkedIn, Retargeting (publicidad en otros sitios web populares), etc.

Los usuarios que hacen click en el anuncio de un determinado producto o servicio, son mucho más perfilados, porque ya están en la etapa de decisión y, por ende, son más propensos a convertirse en clientes.

Existe una gran ventaja de que sólo pagas por resultados, es decir, tú decides si pagarás por impresiones, clics, leads o conversiones. Por ejemplo, si tu principal objetivo es vender más, entonces te convienen las campañas enfocadas en conversiones.

Además de todo esto, se incluyen herramientas de medición para que puedas saber exactamente cuántas visitas, prospectos o clientes te ha generado cada anuncio. Así podrás también calcular el ROI y evaluar la eficacia del medio. Suena bien ¿No?

Hay muchas opciones, una de nuestra especialidad son los paquetes de Social media, en Amedida consideramos que hoy es una de las más importantes.

Y, finalmente, quiero preguntarte ¿qué te han parecido estas ideas de estrategias? ¿Piensas considerar alguna para tu negocio?